Emprendimiento

Por qué Fracasan Los Negocios?

Publicada en Publicada en Emprendimiento

Algunos expertos e investigadores, señalan que tan solo la mitad de los emprendimientos logran mantenerse el primer año de constituidos y la mitad de estos logra superar los 3 años. Eso indica una alta deserción o fracaso de los emprendimientos, pero ¿por qué sucede esto? En Grupo Zoax nos detuvimos a analizar esta situación y encontramos lo siguiente:

  • Problema de Actitud

“Ni muy muy ni tan tan” El problema de actitud es un tema complejo que merece toda una editorial pero en términos generales, ni se debe ser demasiado “realista” porque se cae en el pesimismo ni demasiado “entusiasta” por se cae en lo complaciente. Lo mejor para esto es tratar de ser objetivos, racionales y enfocados a la acción.

  • Liderazgo

Aquel que se atreve a emprender se convierte en líder, porque es quien debe encaminar las acciones hacia el éxito. No saber ejercer esta habilidad conlleva al fracaso de forma automática, un buen líder maneja el lenguaje adecuado para influir en las personas (clientes, colaboradores, proveedores, inversionistas…) En ocasiones resulta una habilidad innata, en otras, adquirida, pero siempre se debe trabajar en ella y fortalecerla.

  • Equipo

En este ítem hacemos referencia a las personas, colaboradores, empleados, equipo de trabajo, gente comprometida con la causa, con conocimiento y habilidades que aportan al negocio, y que por supuesto están guiados por un buen líder. Hay un viejo dicho que dice “la gente es el activo más importante de una empresa” pero a nuestro modo de ver es una afirmación equivocada ¿por qué? No todos son activos importantes; lo son únicamente los capaces.

  • Marketing

Este punto hace referencia básicamente a las ventas. “Sin ventas no hay paraíso” Si vender es difícil para un emprendedor puede ser por múltiples causas: falta de habilidades en este campo, problemas para encontrar al cliente ideal, falta de una buena estrategia… En este caso se debe analizar el producto o servicio que tengo para ofrecer, a quien le sirve y definir como se comporta este “cliente ideal” de esta manera se estará delimitando el mercado objetivo. Si el producto o servicio es de esos que “le sirve a todo el mundo” es hora de considerar que no se puede ofrecer de la misma forma a “todo el mundo” y aquí hacemos mención al tema de “comunicación”.

  • Hacer lo estrictamente necesario

En este caso pecamos por conformistas y creer que desde que se mueva la caja (mientras haya ventas) estamos bien. No podemos permitir que la competencia nos tome ventaja, hasta podría llevarse nuestros clientes. Debemos reinventarnos cada día (innovar) ofrecer mejoras a los clientes, ver oportunidades de crecimiento y tener en cuenta (y está demostrado) que “es más fácil (y barato) volver a venderle a un cliente que ya nos compró que conseguir uno nuevo”

  • Invertir en educación

No por ser el último punto es el menos importante, así como debemos reinventarnos para mejorar nuestras ventas, debemos invertir en educación; estar actualizados en el campo en el que nos movemos, leer todos los libros que podamos (que enriquezcan nuestras habilidades) y participar en cuanta capacitación podamos, y de paso “matamos dos pájaros de un solo tiro” aprendemos y hacemos contactos.

Al final del ejercicio llegamos a una conclusión: Cada punto analizado nos podía llevar a más puntos a analizar (quizas más adelante entremos a detallarlos uno a uno en un post por separado), pero más que hallar problemas lo que queremos es generar propuestas y el análisis nos ayuda a explorarlo al interior de diversos negocios.

Haz tu también el ejercicio y déjanos tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *